U.S.A. – parte 1

Esta etapa en realidad hubiera tenido que llamarse “Tailandia parte 2”, pero el encontronazo con el dengue no solo nos hizo cambiar rumbo a nosotros, sino que trastocó los planes de los padres de María.
¿Los padres de María? Sí, es verdad, vamos a explicarlo un poco mejor.

Como los padres de María nunca habían hecho un viaje largo, ni parecía que la cosa iba a cambiar si nadie les echaba una mano, les propusimos pasar sus vacaciones de verano en Tailandia. Nuestra idea era volver a pasar por el país de vuelta de Vietnam, Laos y Camboya y antes de ir a Myanmar. Logisticamente nos pillaba de camino y no nos importaba para nada volver a estar unas semanas en sitios que ya conocíamos para enseñárselos a Nieves y Manolo (AKA los Garrys). Además era la excusa perfecta para que ellos vieran a su hija durante este largo viaje.

Organizamos todo: billetes de avión, hostales y ruta…
Así que cuando nuestros planes asiáticos se fueron a tomar fanta, los de los Garrys también.

Una vez más María se sacó una de sus ideas de la manga, hablamos con la compañía aerea y conseguimos convertir sus billetes de Madrid a Bangkok en otros de Milan a New York City. ¡Y así empezó la primera parte de nuestra aventura estadounidense!

Amanecer en la terraza, Hoboken

Pasamos una semana descubriendo Manhattan, teniendo como base un bonito apartamento en Hoboken – Jersey City – con unas espectaculares vistas a los rascacielos de la Gran Manzana.

Manhattan by Night

Después de habernos empapado de la locura y el frenesí de New York y habernos pateado Manhattan de cabo a rabo, alquilamos una furgoneta de Escape Campervans y pasamos las siguientes dos semanas explorando los estados de New York, Pennsylvania, Maryland y New Jersey.

Vida de camping

Nos lanzamos a la aventura sin tener muy claro lo que nos habría dado tiempo ver. Además era la primera vez que los Garrys viajaban en plan “furgoneta y camping” y para ellos fue toda una experiencia. Pero pronto todos nos acostumbramos a la rutina del vagabundo y nos repartimos las tareas cotidianas con total eficiencia.
La ruta iba surgiendo día tras día, mientras nos dábamos cuenta que las distancias en Estados Unidos son enormes y el tiempo necesario para pasar de punto A a punto B es mucho más de lo que puede asegurar Google Maps…sobre todo cuando se conduce una especie de camión viejo, pesado y ruidoso como nuestra furgo. 🙂

EEUU parte 1

Al final de las dos semanas visitamos muchísimos menos sitios de los nos que habíamos planteado en un principio, cruzamos la mitad de los estados que inicialmente pensábamos visitar y aún así descubrimos lugares muy peculiares, otros muy bonitos y otros que casi daban miedo. ¡En un road trip hay tiempo para todo! Nos sorprendimos con las cascadas y gargantas mágicas de la región de los Finger Lakes (¡donde incluso celebramos el 4 de julio!), alucinamos en nuestro primer encuentro con el Lago Ontario e incluso hicimos una rápida incursión en Canadá para maravillarnos con la potencia de las cataratas del Niagara.

Niagara Falls

Recorrimos los campos de Pennsylvania, hicimos encuentros inesperados en las orillas del río Susquehanna y nos convertimos en paparazzis a la caza de los Amish en Dutch County.

Amish en su salsa

Apreciamos la monumentalidad e imponencia de la capital del país, Washington DC, perfectamente resumida en la explanada del National Mall, y nos sentimos como protagonistas desprotegidos de la serie “The Wire” cruzando las deterioradas calles de las afueras de Baltimore.

El Capitolio

Y por fin nos dimos unos chapuzones en el oceano helado en la costa de New Jersey, pasando por la alocada y decadente Atlantic City y su famoso broadwalk.

Jersey Shore

Echando la vista atrás podemos decir con seguridad que los Garrys apreciaron mucho la aventura y se lo pasaron en grande de la mano de su hija, visitando sitios que ni soñaban poder llegar a ver . Pero sobre todo vieron de cerca la manera que habíamos elegido para viajar durante nuestro recorrido a lo largo del mundo, por carretera, durmiendo en el vehículo o en una tienda de campaña, y quedaron fascinados…tanto que a la hora de irse casi se hubieran quedado alguna semana más dando vuelta por ahí en la furgo. 😀

Despedida en el JFK

 

Las etapas de esta parte del viaje en Estados Unidos, acompañados por los Garrys, fueron las siguientes:

– 7 días en New York City

– 3 días en la región de los Finger Lakes (Ithaca y Watkins Glen)

– 2 días entre lago Ontario y cataratas del Niagara

– 2 días en Pennsylvania, entre granjas y Amish (Milton, Lancaster y alrededores)

– 3 días en Washington D.C.

– 3 días en la costa de New Jersey (Cape May, Wildwood Crest, Atlantic City y Sandy Hook)

– 1 día de compras/regalos en los Premium Outlets de Woodbury, New York

Anuncios

6 comentarios en “U.S.A. – parte 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s